Navigation

Neurocirugía

La aplicación de técnicas mínimamente invasivas ha abierto nuevas puertas a la neurocirugía, especialmente en el ámbito del diagnóstico y la terapia de defectos intracraneales en los ventrículos cerebrales, así como en la base del cráneo. Los endoscopios con distintas direcciones visuales proporcionan imágenes de la anatomía cerebral imposibles de conseguir con un microscopio. Por ello, el uso de endoscopios especiales, con y sin canales de trabajo, y los correspondientes microinstrumentos permite a los neurocirujanos realizar una variedad más amplia de operaciones quirúrgicas.

Por vía completamente endoscópica se pueden practicar innumerables intervenciones, como la extirpación de quistes o tumores situados en los ventrículos cerebrales o la creación de accesos transnasales a la hipófisis y la base craneal. Otro campo de aplicación es la denominada microneurocirugía asistida por endoscopia, donde se emplean endoscopios en intervenciones de alto riesgo para inspeccionar zonas no visibles directamente, mejorando de forma considerable la seguridad en las operaciones neuroquirúrgicas.

Tanto en intervenciones intracraneales como para los accesos e intervenciones en la base del cráneo, KARL STORZ ofrece un amplio instrumental que incluye también una gama especial para pediatría. Esta oferta se completa con un sistema de motores de alta velocidad con numerosas piezas de mano de taladrado, craneotomía y perforación.