Navigation

Stage

Óptima reproducción de imagen

Si el proceso creativo de la empresa KARL STORZ tuviera un hilo conductor, este sería, sin duda, la preocupación por conseguir la imagen perfecta. El sueño centenario de los médicos por ver el interior del cuerpo humano se hizo realidad a mediados del siglo pasado, en la década de 1960, cuando Karl Storz lanzó al mercado unas soluciones que hoy siguen siendo una referencia en el campo de la retransmisión de imágenes endoscópicas.

Pero por muy nítida que se viera la imagen con la óptica HOPKINS® y la fuente de luz fría, los médicos pronto quisieron más. El llamado "arte mono-ocular", es decir, el que solo permite ver la imagen al usuario del endoscopio, se había quedado corto. Había que pasar a la fotografía, la película y el vídeo, así como a la posibilidad de documentar y difundir el evento visualizado. Las soluciones que ha aportado la empresa KARL STORZ a este complicado problema a lo largo de las últimas seis décadas (desde el flash electrónico extracorporal de los años 1950 al actual sistema médico en 3D) siempre han estado a la altura tecnológica óptima.

Concretamente, el potencial de la tecnología de alta definición para la terapia y el diagnóstico médicos fue descubierto muy pronto y se puso en práctica desde el principio con los niveles de calidad más elevados (FULL HD). La inversión tecnológica para estos sistemas es elevada, pero muy beneficiosa para el médico en muchos aspectos. Imágenes más detalladas, más nitidez, más brillo cromático y una ergonomía de visión claramente mejorada para un verdadero salto cualitativo en la endoscopia moderna. Estas innovadoras tecnologías de visualización, agrupadas bajo el nombre IMAGE1 S, aportan mejoras adicionales al cirujano. Estas permiten iluminar de manera homogénea la imagen endoscópica, aumentar el contraste, o diferenciar los tejidos mediante la alteración cromática.

Sin embargo, todavía resulta difícil captar un espacio tridimensional sobre una imagen de dos dimensiones, incluso disponiendo de alta resolución. Una solución a este problema es el sistema en 3D que KARL STORZ lleva a los quirófanos con un planteamiento tecnológico propio que une una excelente calidad de imagen con una extraordinaria percepción de la profundidad.

Imagen laparoscópica de alta resolución de una ovulación (Prof. Jacques Donnez, Bruselas)
Reparación laparoscópica de hernias (Prof. Dr. Dr. h. c. Martin K. Walz, Hospital Essen-Mitte)